Los recortes dejan la Casa Museo de Carmen Conde al borde del cierre

Una única empleada compagina el trabajo de catalogación, consulta de documentos por los investigadores y guía turística   

El Ayuntamiento de Cartagena ha reducido la plantilla del Patronato Carmen Conde-Antonio Oliver a una sola persona. Esta única empleada acomete en solitario todo el trabajo de catalogación del legado de la principal escritora cartagenera, la tramitación de las solicitudes de acceso y consulta a estos fondos, y la atención al público que desee visitar la propia casa museo ubicada en la segunda planta del Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy. De esta forma, la falta a su puesto de trabajo de esta administrativa municipal, ya sea por enfermedad o por uso de sus días libres, conlleva el cierre inevitable de las dependencias que recrean, con mobiliario y enseres originales, la última vivienda de la primera académica de la lengua española, según algunos visitantes han denunciado al Partido Cantonal de Cartagena.

La propia web del Patronato informa de la visita gratuita y guiada a la casa museo todas las mañanas, de nueve a dos, de forma libre y sin necesidad de pedir cita previa. La trabajadora que aglutina en la actualidad toda la actividad de la institución abandona la ardua tarea de inventariado de las 30.000 cartas que forman parte de la colección personal de la poetisa cuando algún turista expresa in situ su deseo de visitar la casa museo. No obstante, el pasado viernes, por ejemplo, esta persona había tomado puente y los visitantes que acudieron al que fuera último despacho de Carmen Conde lo encontraron cerrado a cal y canto y sin posibilidad alguna de entrada. A esta circunstancia, hay que añadir que la clausura no fue avisada con antelación en la página web, por lo que algunos de los interesados acudieron en vano a la instalación museística desde puntos alejados de la ciudad.

El Partido Cantonal reclama a la alcaldesa, Pilar Barreiro, y a la concejala de Cultura, María del Rosario Montero, que el Patronato Carmen Conde-Antonio Oliver recupere al menos la segunda empleada con la que contaba hasta hace bien poco. Además, el Pcan apuesta por el impulso de esta casa museo con la inclusión de la misma como un elemento más dentro del Consorcio Cartagena Puerto de Culturas. “Sólo con el pago de una nómina más, todos los visitantes podrían disfrutar, en condiciones y sin desagradables sorpresas, de una exposición de primer orden para los amantes de la literatura y que completa a la perfección el interés que levanta la vivienda de Miguel Hernández en la cercana ciudad de Orihuela. Las posibilidades de colaboración son tan evidentes como inexistentes”, apostilla el secretario general del Partido Cantonal, Celestino García Alfaro.

Síguenos y dale me gusta 🙂