Cartagena tiene la licencia municipal de obra más cara de la Región

La tasa de obligatorio pago al Ayuntamiento para cualquier construcción o reforma quintuplica a la del resto de municipios    

Tarifas por las nubes. El Ayuntamiento de Cartagena tiene la tasa municipal de licencia de obra más cara de toda la Región. Este impuesto indirecto cuesta en la ciudad portuaria 365,40 euros, a los que hay que sumar el 1,52 por mil del presupuesto de la reforma. Alrededor de cuatrocientos euros en la práctica totalidad de las intervenciones. Mientras en el resto de municipios de la Región aplican el 3,9% del coste de la adquisición de los materiales de obra, según establece la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

De esta forma, y por poner un ejemplo, en una actuación de urgencia de consolidación de la estructura de un molino de viento con un importe en materiales de 2.000 euros, el impuesto de obra supondría en el municipio de Murcia únicamente ochenta euros mientras que en el de Cartagena alcanzaría los cuatrocientos. Hasta cinco veces más por un mismo trabajo si el molino se encuentra en una pedanía murciana que si, unos metros más al sur, pertenece a una diputación cartagenera.

Esta tasa fija de 365,40 incide también en una discriminación de los cartageneros respecto al resto de habitantes de la Región. Al aplicar en los otros municipios un porcentaje del 3,9% sobre la factura real y efectiva de los materiales, las intervenciones más económicas se benefician de esta condición mientras que en Cartagena todas las obras, de mayor o menor cuantía, tienen que abonar una misma tarifa como un impuesto inamovible ajeno a las posibilidades de los bolsillos de los que afrontan el pago. Por lo que los vecinos con menos recursos salen perjudicados.

El Partido Cantonal denuncia que en todos los impuestos indirectos municipales (basura, tasa de retirada de la grúa, tarifa de la ORA, licencia de obra, etc.) el Ayuntamiento de Cartagena presenta siempre la tabla de precios más alta de la Comunidad Autónoma y, por lo tanto, exige al Gobierno local del Partido Popular que busque otra forma de afrontar su nefasta gestión económica que le ha llevado a triplicar la deuda municipal desde que llegó al consistorio. “Los vecinos no tenemos porque pagar, y nunca mejor dicho, este despropósito. Nos acusaron al PCAN de dejar mucha deuda cuando gobernamos y ahora va el Partido Popular y triplica la misma. Y encima alardean de números en el colmo del cinismo”, asevera Celestino García Alfaro, secretario general del Partido Cantonal de Cartagena.

Síguenos y dale me gusta 🙂