El PCAN exige el mantenimiento de las camas hospitalarias en verano

La Consejería de Sanidad cierra setenta unidades en Santa Lucía y clausura dos centros de salud en la zona oeste  

Ni pies ni cabeza. La Consejería de Sanidad cerrará este verano setenta camas en el hospital de Santa Lucía cuando la población del área II de Salud -que incluye a los municipios de Cartagena, Mazarrón, La Unión y Fuente Álamo- duplica su población durante los meses estivales como consecuencia de la llegada masiva de visitantes a segundas residencias y hoteles de la costa. Las autoridades sanitarias de la Comunidad Autónoma justifican la clausura de estas habitaciones en centros sanitarios del interior por el desplazamiento de habitantes a localidades con mar. Pero es precisamente el hospital cartagenero de Santa Lucía el que asume la mayor presión asistencial por este motivo vacacional por tratar a pacientes en verano de la totalidad de La Manga, la ribera sur del Mar Menor con pueblos atestados de veraneantes como Los Urrutias, Los Nietos, Mar de Cristal o Playa Honda, así como los de la integridad de núcleos poblacionales del Puerto de Mazarrón.

Poco sentido también tiene el cierre completo de los centros de salud de Los Puertos de Santa Bárbara y San Isidro, ambos en la zona oeste del municipio, ya que en verano muchas familias cartageneras tienen segundas residencias en esta parte del término municipal y también duplican sus vecinos durante los meses de julio y agosto. Para más inri, la Consejería de Sanidad reduce el horario en los ambulatorios de La Aljorra, Las Lomas del Albujón, La Magdalena o Perín con el mismo caso de acoger más población en las vacaciones.

 El Partido Cantonal considera conveniente la reorganización de las áreas de salud por el traslado de ciudadanos al litoral y, por tanto, el recorte de plantilla en el área 1, de la ciudad de Murcia pero, a cambio, del refuerzo del área 2 que cubre la práctica totalidad de la costa. “Si también elimina personal en el hospital de Cartagena que la consejera de Sanidad, Catalina Lorenzo, diga bien claro que la supresión de médicos y enfermeros se debe a criterios económicos para no pagar a sustitutos durante sus vacaciones y que no nos engañe también en este tema como con el del cierre del Rosell. Si ahora ya está Santa Lucía colapsado, en verano con menos camas y más población, el problema puede ser muy grave”, asegura el secretario general del Partido Cantonal, Celestino García Alfaro.

 

 

Síguenos y dale me gusta 🙂