El PCAN colabora en la restauración de un molino de viento en Perín

El Ayuntamiento carece de ayudas para la rehabilitación de estos edificios en ruinas declarados Bien de Interés Cultural

El Partido Cantonal participa en la recuperación del molino de viento cartagenero del paraje La Corona 13 en la diputación de Perín. La propietaria de esta histórica construcción típica de la Comarca ha solicitado ayuda al PCAN para su restauración. En consecuencia, el Partido Cantonal  ha realizado todos los trámites urbanísticos y ha conseguido la aportación gratuita del material de obra por parte de dos empresas de construcción del municipio. También, un ingeniero afiliado al Partido Cantonal presentó el correspondiente proyecto de rehabilitación en la Dirección General de Cultura. Todos los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC), como es el caso de los molinos de vientos cartageneros, precisan de la aprobación de un técnico de la Comunidad Autónoma, autoridad competente en materia de conservación del patrimonio protegido, para cualquier intervención por pequeña que ésta sea.

El Ayuntamiento de Cartagena, y pese a que estos edificios conforman una de las principales señas de identidad de la Comarca, carece de cualquier tipo de ayuda para la reparación de este tipo de infraestructuras representativas. Es más, la Concejalía de Urbanismo solicita al respecto la licencia de obra más cara sin ningún tipo de bonificación pese a tratarse de un Bien de Interés Cultural. “Creemos que si hay algún inmueble que debe recibir subvenciones municipales, sin duda tendrían que ser estos auténticos símbolos de nuestra tierra que desaparecen a marchas forzadas por el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas”, asegura el secretario general y candidato a alcalde del Partido Cantonal, Celestino García Alfaro.

El PCAN ya recoge en su programa electoral para las próximas elecciones locales un plan integral de recuperación de molinos de viento. El proyecto especifica que los dueños de los mismos, que lo soliciten, asumirían la mitad del coste de la intervención y la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento se harían cargo de la otra mitad a partes iguales. Así como la exención del pago de la pertinente licencia de obra, por las características histórica y etnográfica del edificio, y la asunción de oficio del proyecto técnico correspondiente por parte de la Dirección General Cultura.

Síguenos y dale me gusta 🙂