El Foro Taurino ultima la ubicación del coso multiusos en La Unión

El ayuntamiento vecino capta la inversión de la nueva plaza de toros ante la desidia del Gobierno municipal de Pilar Barreiro 

 Oportunidades que pasan de largo. El Foro Taurino de Cartagena ha cerrado un acuerdo con el Ayuntamiento de La Unión para que el coso multiusos acabe al final en un lugar distinto al municipio cartagenero, según información de toda solvencia a la que ha tenido acceso el Partido Cantonal. Esta asociación cultural ha tirado la toalla después de doce años de lucha porque la nueva plaza de toros, habilitada también para grandes espectáculos culturales, tuviera un hueco en la zona del centro comercial Mandarache. El consistorio cartagenero llegó a prometer la cesión de una parcela para la construcción y explotación del complejo de ocio durante sesenta años. Una vez transcurrido este tiempo, todas las instalaciones pasarían a propiedad municipal si no hubiere renovación del convenio. Pero, más de una década después, el concurso público que recogía estas condiciones sigue en un cajón municipal sin ver la luz.

 La empresa Vistalegre, que gestiona el palacio de deportes y taurino del mismo nombre en Madrid, se ha cansado de esperar. Ante la insistencia del alcalde de La Unión, Francisco Bernabé, por atraer este proyecto hacia su municipio, los responsables de esta sociedad mercantil, con la colaboración del Foro Taurino que hace de intermediario, ultiman la ubicación del coso multiusos en el municipio vecino. La parcela que el primer edil unionense ha ofrecido a estos empresarios madrileños se encuentra a solo tres kilómetros del término municipal cartagenero, muy cerca de Los Camachos y con acceso directo a la autovía A30.

 La construcción del coso multiusos cuesta doce millones de euros que asumiría la empresa Vistalegre a cambio de la explotación en exclusiva del mismo durante seis décadas. El complejo de ocio proporcionaría ochenta puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos los días de grandes acontecimientos como conciertos o la recuperación de la feria taurina de Cartagena, ahora quizá con el nombre de la ciudad minera. “El alcalde de La Unión ha sido muy claro y ha comentado ya públicamente que el proyecto que en Cartagena se ha estancado lo quiere para su municipio y está a punto de conseguirlo. La desidia de nuestra alcaldesa, Pilar Barreiro, no tiene nombre. Perder una inversión tan importante con coste cero para las arcas municipales es muy difícil de entender”, asevera el secretario general y candidato a la alcaldía por el Partido Cantonal, Celestino García Alfaro.

Síguenos y dale me gusta 🙂