El Partido Cantonal abrirá dos cuarteles de la Policía Local en Canteras y Los Dolores

El PCAN proyecta los destacamentos en el antiguo centro comercial de la diputación de la zona oeste y en la Casa Árabe del populoso barrio

Solución a un problema de lustros. El Partido Cantonal de Cartagena recoge en su programa electoral la creación de dos nuevos cuarteles de la Policía Local en el edificio del antiguo centro comercial de Canteras, entre las calles Calasparra y Mérida, y en la Casa Árabe de Los Dolores, edificio donde tiene su ubicación en la actualidad la Oficina Municipal de Información y Tramitación Administrativa (Omita).

Los agentes del destacamento de Canteras cubrirían en exclusiva las diputaciones de la zona oeste que sufren durante los últimos años oleadas de robos sin que el Ayuntamiento ponga medida alguna al respecto. Los ladrones campan a sus anchas con total impunidad por toda la zona de Perín, Los Puertos de Santa Bárbara, Campo Nubla y La Magdalena. La propia orografía de esta singular zona del municipio conforma una serie de caseríos aislados que carecen de absoluta vigilancia tanto por las fuerzas de Seguridad del Estado como por los funcionarios del cuerpo municipal. Incluso, en los núcleos de población de más habitantes, como Canteras y Molinos Marfagones, los dirigentes vecinales denuncian la visita de un único coche patrulla de la Guardia Civil los fines de semana. Los residentes de estos barrios tan populosos también reclaman el paseo a pie de los agentes por las calles como medida preventiva.            

Respecto a la presencia en Los Dolores, el PCAN plantea que los miembros del cuerpo de seguridad compartan espacio con los funcionarios de administración de la OMITA ya que la Casa Árabe presenta una superficie suficiente para ambos servicios. Los agentes que patrullan por las calles del más poblado de los barrios del municipio parten todavía del Parque de Seguridad de la carretera de La Unión. Las diferentes asociaciones, con las que ha contactado el Partido Cantonal, muestran su convencimiento de que con una base situada en el propio núcleo urbano de Los Dolores aumentaría la presencia policial y la rapidez en las intervenciones de emergencia. Un grupo estable de patrullas, tanto a pie como en vehículos a motor, tendría como resultado una mayor persuasión para los delincuentes en una zona aún muy castigada por robos y otras actividades delictivas, en opinión de los colectivos.

Síguenos y dale me gusta 🙂