Los vecinos de San Félix esperan cuatro años la renovación de las aceras

PP, MC y PSOE hacen caso omiso a las peticiones de nuevo enlosado ya que el actual presenta tramos destruidos con grave peligro de caída para los viandantes

 

Impropias de una ciudad del siglo XXI. Las aceras de una de las principales arterias de San Félix, la calle Castillo de Monzón, muestran un estado deplorable durante un lustro y nadie hace nada. El Partido Popular prometió el arreglo del enlosado destruido durante sus últimos cuatro años de Gobierno municipal. Mientras que las alcaldías de Movimiento Ciudadano, con José López, y Partido Socialista, con Ana Belén Castejón, ni siquiera atienden las demandas de reforma de los vecinos. Los habitantes de esta populosa zona de la ciudad ya no saben a dónde acudir para que les hagan caso. Muestran su indignación ya que cualquier día por un tropiezo alguien acabará con graves consecuencias de tipo físico.

 

“Es tercermundista el pavimento que tenemos. Es una cuestión que quedó pendiente de la época de Pilar Barreiro. Pero MC y PSOE han hecho poco, por no decir nada, en la barriada desde que llegaron al poder. Ni en las aceras ni en ninguno de los demás problemas que sufrimos”, muestra su indignación el presidente de la Asociación de Vecinos de San Félix, José Juan Díaz.

 

El enlucido, que presenta hundimientos, hendiduras y agujeros, además apenas mide setenta centímetros de ancho. Otra dificultad para que los residentes disfruten de un paseo seguro en el acceso principal de la barriada desde la rotonda que inicia la Avenida Víctor Beltrí. La evidente dificultad para el ensanchamiento de la vía, por el doble sentido de la calzada, hace todavía más perentoria la intervención en la parte peatonal.

 

El núcleo poblacional de San Félix, como buena parte de las diputaciones del municipio, sufre la dejadez más absoluta. El dirigente vecinal denuncia también que hasta once calles presentan un alumbrado público casi inexistente. El plan de alumbrado que organizó el Ayuntamiento hace cinco años quedó a medias y desde entonces vive casi a obscuras buena parte de la barriada. El candidato a alcalde y secretario general del Partido Cantonal de Cartagena, Celestino García Alfaro, cree que todas las zonas del término municipal tendrían que tener los mismos servicios y similares infraestructuras. “Por más promesas que salen de la boca de los últimos alcaldes nunca conseguimos acabar con los cartageneros de primera y de segunda”, lamenta.

Síguenos y dale me gusta 🙂