Sanidad incumple su promesa de atender infartos veinticuatro horas en el Santa Lucía

El Gobierno regional prometió hace un año que instalaría Hemodinámica todo el día en Cartagena para evitar el traslado a la Arrixaca de las dolencias cardíacas graves

Incumplimiento sistemático de sus compromisos. La Consejería de Salud prometió hace un año la ampliación del servicio de Hemodinámica del Hospital de Santa Lucía que en la actualidad funciona sólo desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde. A partir de ese momento, los cartageneros que sufran un infarto o un ictus reciben asistencia únicamente en la Arrixaca, con el consiguiente riesgo de demora de la intervención médica especializada en casos tan extremos para la supervivencia de los pacientes. La situación empeora aun más los fines de semana y los días festivos en el que esta unidad permanece cerrada las veinticuatro horas en el centro médico del barrio de pescadores.

La fuerte campaña de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública Salvemos el Rosell, a la que pertenece el Partido Cantonal, obligó a las autoridades sanitarias de la Comunidad Autónoma a asumir esta reivindicación como propia en octubre del año pasado. Doce meses después todo ha quedado en agua de borrajas y los enfermos con graves dolencias cardiovasculares del área de salud 2 (que aglutina a los municipios de Cartagena, La Unión, Fuente Álamo y Mazarrón) corren mayor peligro de perder su vida según la hora del día en el que sufren el ataque coronario.

El propio presidente del Partido Popular de Cartagena, Joaquín Segado, arrancó el compromiso de la apertura todo el día de Hemodinámica en el Santa Lucía de la anterior consejera de Sanidad, Encarna Guillén. Palabras y más palabras que en la práctica no han llegado a ningún lado y que, por desgracia, ponen en evidencia el trato desigual que reciben los habitantes de la Región según su población de residencia incluso en los momentos más dramáticos por razones de enfermedad. El Partido Cantonal exige, al menos en estos casos, la desaparición de ciudadanos de primera y segunda en el propio territorio regional. “De nada nos sirve que desde el Gobierno de Murcia nos vendan constantemente que el hospital de Cartagena presenta los mayores avances sanitarios cuando ni siquiera funcionan un tercio de las horas del día. Cuando jugamos con la salud de las personas, las promesas políticas incumplidas rozan la perversión”, asevera el secretario general del PCAN, Celestino García Alfaro.

Celestino García Alfaro (Secr. General del PCAN)

Secretario General del Partido Cantonal de Cartagena.