Murcia casi dobla a Cartagena en camas de UCI por cada mil habitantes

Los tres hospitales de la ciudad del Segura tienen 88 plazas de Cuidados Intensivos para 718.383 personas mientras que el Santa Lucía acoge 21 para 292.000 cartillas

Asistencia sanitaria discriminatoria. La ciudad de Murcia ofrece a los pacientes adscritos a sus tres hospitales casi el doble de camas de Unidad de Cuidados Intensivos que el Santa Lucía a sus usuarios pertenecientes a los municipios de Cartagena, La Unión, Fuente Álamo y Mazarrón. Los centros murcianos tienen 0,12 plazas de UCI por cada mil habitantes. Mientras que el edificio ubicado junto al barrio de pescadores alcanza la nimia cifra de 0,07 camas de cuidados intensivos por cada mil habitantes. Una diferencia en números relativos que puede salvar vidas.

Los tres hospitales de la capital del Segura, a los que pertenecen 718.393 ciudadanos de diferentes localidades de la Vega del Segura, el Noroeste y el Valle del Guadalentín, cuentan con 88 camas en sus respectivos servicios de UCI. En cambio, el hospital de de Santa Lucía posee sólo veintiún puestos de cuidados intensivos para una población asistencial de 292.000 vecinos. De esta manera, los enfermos que han tenido la suerte de que sus cartillas correspondan a los centros sanitarios de Murcia disfrutan de una cama de UCI cada 8.163 habitantes. En el lado opuesto, cartageneros, unionenses, fuentealameros y mazarroneros gozan en cambio de una plaza de cuidados intensivos por cada 13.904 habitantes. Los murcianos del centro de la Región poseen pues un 71% más de camas de UCI que los de la Comarca de Cartagena siempre en números relativos relacionados con el servicio por cada mil habitantes.

Como consecuencia de esta manifiesta falta de puestos de UCI en el Santa Lucía, desde principios de año muchos enfermos graves cartageneros han sido derivados a hospitales de Murcia como el Morales Meseguer e incluso al de Los Arcos en San Javier. En el colmo del despropósito, la semana pasada la ambulancia que trasladaba hasta el hospital de Santa Lucía a un vecino de La Unión, con serias complicaciones por ahogamiento en la playa del Entremares de La Manga, tuvo que cambiar su destino a mitad de camino ya que desde el centro cartagenero informaron que todas las camas de su UCI estaban ocupadas. El paciente recibió tratamiento de urgencia al final en la unidad de cuidados intensivos de Los Arcos.

El Partido Cantonal de Cartagena, junto con la Plataforma por la Sanidad Pública a la que pertenece, exige el cumplimiento de la Ley del Rosell que conllevaría la reapertura del centro sanitario del Paseo Alfonso XIII al 100% con todos los servicios propios de un hospital general incluida su unidad de cuidados intensivos que contaba con quince camas hasta su cierre y que junto a las nueve del Naval hacían un total de veinticuatro. El secretario general del PCAN, Celestino García Alfaro, explica que con estas quince nuevas plazas de UCI igualaríamos en números relativos la calidad asistencial de los cartageneros respecto a los murcianos en los casos de extrema gravedad. “No queremos ser más que nadie. Sólo iguales. Y por muy equipadas que se encuentren las ambulancias, trasladan a enfermos críticos que deben de llegar lo antes posible a un hospital”, apostilló.

Celestino García Alfaro (Secr. General del PCAN)

Secretario General del Partido Cantonal de Cartagena.