Cultura olvida a Cartagena en su plan de recuperación de molinos

Molino de La Corona (Perín)
Molino de La Corona (Perín)

La Comunidad Autónoma limita su ambicioso programa de rehabilitación a solo dos unidades en San Pedro del Pinatar.

Palabras que se lleva el aire. La Consejería de Cultura anunció hace un año y medio un ambicioso plan de recuperación de molinos de viento con una cuantía de 200.000 euros. La iniciativa ha pasado de largo por Cartagena en cuyo término municipal perviven 154 unidades de los doscientos censados en toda Región. La única intervención de la Comunidad Autónoma en relación a este proyecto tuvo lugar en las salinas de San Pedro del Pinatar con la restauración de los molinos de Quintín y La Calcetera.

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, abanderó la propuesta que con el tiempo ha quedado en agua de borrajas en una comparecencia pública en la Asamblea Regional. El nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cartagena tampoco ha presentado en su año de gestión ninguna medida respecto a los molinos de viento típicos de la Comarca, única seña arquitectónica común en la misma y diferencial del resto de la Región. Todas estas construcciones industriales cuentan con la catalogación de protección máxima de Bien de Interés Cultural (BIC) y la práctica totalidad sufren deterioros extremos con cada vez más difícil solución según avanza el tiempo.

El Partido Cantonal recogía en su programa electoral de las pasadas elecciones locales un plan integral de rehabilitación, semejante al hasta hace poco vigente de fachadas del casco histórico, según el cual las obras de rehabilitación correrían a cargo en un 50% de la propiedad del molino, en un 25% de la Comunidad Autónoma y en un 25% del Ayuntamiento de Cartagena. También, en el mismo apartado, el PCAN prometía la exención de la tasa de la licencia municipal de obra como incentivo a los dueños de estas edificaciones emblemáticas de la Comarca. En la actualidad, el consistorio aplica a estos monumentos el tramo del impuesto más caro ya que, según la reglamentación en curso, los edificios BIC precisan, aunque se trate de una intervención menor, de licencia de obra mayor

Celestino García Alfaro (Secr. General del PCAN)

Secretario General del Partido Cantonal de Cartagena.