La Comunidad aporta al SOS el doble que a la arqueología en Cartagena

El festival murciano recibe 205.000 euros frente a los 100.000 que Cultura destina al Anfiteatro y al monasterio de San Ginés de la Jara

El festival SOS 4.8 eclipsa a la arqueología en Cartagena. Al menos para la consejera de Cultura, Noelia Arroyo, que ha destinado 205.000 euros al certamen de música independiente murciano frente a los pírricos 60.000 euros que recibe el Monasterio de San Ginés de la Jara y los no menos insuficientes 40.000 euros para el Anfiteatro, en ambos casos para estudios técnicos de rehabilitación. En total, únicamente 100.000 euros en recuperar el patrimonio histórico de la ciudad portuaria. Menos de la mitad que la cuantía de la subvención para un SOS 4.8 cuya trascendencia queda limitada al término municipal de Murcia.

La cifra alcanza un nivel de escándalo en comparación con la nula aportación que reciben otros importantes festivales de la Región como La Mar de Músicas de Cartagena, el del Cante de las Minas de La Unión o el de Jazz de San Javier. “Si la Comunidad Autónoma contribuyera a La Mar de Músicas con otros 200.000 euros, necesitaríamos el aforo de cinco auditorios del Parque Torres pero está claro que los grandes proyectos quedan circunscritos a la ciudad de Murcia”, denuncia el secretario general del Partido Cantonal, Celestino García Alfaro.

La dejadez de la Administración regional respecto a Cartagena en materia  cultural va más allá de la promoción de conciertos. Por tercer año consecutivo, el consorcio Cartagena Puerto de Culturas, que aglutina a los principales centros museísticos de la ciudad, no percibe ni un solo euro de la Comunidad Autónoma. El Partido Cantonal no entiende que antes el anterior presidente, Ramón Luis Valcárcel, y ahora el actual, Pedro Antonio Sánchez, apuesten por una economía basada en el turismo y la cultura y dejen a la que ambos denominaban como “joya de la corona” sin apenas aportación económica de las arcas regionales.

Celestino García Alfaro (Secr. General del PCAN)